¿CUÁL ES LA VERDADERA EXIGENCIA QUE SUBYACE EN LA CRISIS SOCIAL DEL CONTINENTE?

Los acontecimientos ocurridos relacionados con los reclamos que se han manifestado de formas diversas en muchos de nuestros países deben llamarnos a reflexionar acerca de cuáles son los requerimientos y exigencias que los ciudadanos aún no ven satisfechas por parte de quienes los representan. ¿Qué mensaje obtenemos de las elecciones en Argentina, en Uruguay y en Bolivia? ¿Qué nos revelan las revueltas en Ecuador, los estallidos sociales de Chile? ¿Qué nos dicen los movimientos de ciudadanos centroamericanos decididos a pasar las barreras para ingresar a Estados Unidos, y los caminantes venezolanos a lo largo del continente durante los últimos meses?

¿Les interesa si el sistema que les imponen es de derecha o de izquierda? ¿O lo que buscan como sociedad civil es evidenciar y acabar con el trato desigual para que les sean satisfechos sus derechos? ¿Se cansaron de un Estado en el que el poder se impone desde arriba y sólo se les exige cumplir con sus deberes ciudadanos? Todo indica que las respuestas merecen un profundo estudio sociopolítico que determine si la insatisfacción ciudadana va más allá de estas probables soluciones que se manejan en los debates políticos, si lo que está planteado es un cambio de Estado más horizontal y la participación genuina de todos y para todos.

En el fondo de esta queja prevalece el derecho que todos tenemos a que sea satisfecha la necesidad de la movilidad social y la inclusión del ciudadano común en los planes de desarrollo de sus naciones; que se les oiga y se les permita la participación en ello. No podemos seguir mirando a los nacionales de nuestro continente como un amasijo de seres humanos que sólo demandan servicios dignos y aparente estabilidad económica. Ellos buscan igualdad en el trato en todos los órdenes y un nuevo tipo de institucionalidad democrática.

Scroll Up