27 abril, 2020

LA VIOLENCIA DE GÉNERO: UN DELITO QUE CRECE EXPONENCIALMENTE ANTE LA CUARENTENA OBLIGADA

La violencia contra las mujeres: la pandemia en la sombra, fue como calificó Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de la Organización de las Naciones Unidas, el aumento exponencial que ha tenido este delito vista la necesidad de que las familias permanezcan confinadas en sus hogares ante la pandemia del COVID-19. Refirió, en declaración emitida el 6 de abril que, cuatro mil millones de personas se refugian en sus hogares para evitar el contagio; sin embargo, esta situación al generar tensión y estrés trae consigo el aumento de la violencia doméstica, que ha sido detectada por el altísimo porcentaje en llamadas y denuncias telefónicas en busca de auxilio.

En efecto, en países como Alemania, Francia, Canadá, Reino Unido y Estados Unidos, tanto las autoridades como los defensores de los derechos de las mujeres han recogido información que dan cuenta que la violencia de genero ha aumentado hasta en más de 40%, y por lo alarmante, el secretario general de Naciones Unidas insta a los gobiernos a tomar medidas efectivas para impedir que aumente aún más en vista del tiempo de duración de la cuarentena, confinamiento o aislamiento que se ha ordenado o pedido a la población. Llama la atención que se trata de países donde los sistemas judiciales funcionan y que tienen organizaciones que encuentran resonancia en las autoridades por cada denuncia o caso que atienden. A ello se agrega, otra pandemia de larga data, esto, la violencia intrafamiliar, especialmente la violencia contra los niños, cuya debilidad física y jurídica los arrincona ante adultos que recrudecen sus complejos y autoritarismo en medio de la obligada convivencia a que obliga también el confinamiento.

Qué decir de esta pandemia en la sombra que nos acorrala en una sociedad que no tiene instituciones a dónde acudir, que tiene un terreno fértil donde crecer con mayor impunidad, que se expande a sus anchas frente a un grupo que dirige una sociedad distópica, compuesta por individuos cuyas ejecutorias conforman un abanico de antivalores desde donde comandan y dirigen sus felonías contra una mayoría de ciudadanos indefensos. Más de una pandemia sufrimos los venezolanos y, sin embargo, el COVID-19 amenaza con solaparlas si no del todo y para siempre sí a una gran parte de ellas por un tiempo que corre inexorablemente dejando víctimas por todos lados.

Scroll Up