13 octubre, 2020

QUIENES OCUPAN EL TSJ SON RESPONSABLES DE CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD Y ENCARARÁN LA JUSTICIA

El día 6 de octubre de 2020 el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó la resolución mediante la cual extiende por dos años el mandato que dio a la Misión Independiente de Determinación de Hechos ocurridos desde 2014 en Venezuela. Esta resolución, dada la gravedad de los crímenes determinados por la Misión constituida por expertos de muy alto nivel y trayectoria en la promoción, observancia y aplicación del Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos, constituye indiscutiblemente un avance significativo en el conocimiento que tiene y seguirá teniendo el mundo de las gravísimas violaciones a los derechos humanos que se cometen en Venezuela.

Para el Bloque Constitucional de Venezuela este reconocimiento y fortalecimiento en los objetivos de la Misión Independiente de Determinación de Hechos en nuestro país es una excelente noticia para profundizar y desmontar la vinculación estrecha con la cual actuaron quienes ocupan el TSJ en consonancia con el régimen de Nicolás Maduro al determinar cómo funcionó la estructura del sistema de justicia para beneficio del régimen, convirtiéndose en responsables directos por acción u omisión de un sinnúmero de delitos que, tal como lo refleja el informe, se extienden a crímenes de lesa humanidad.

Todo ello permite tener la esperanza fundada de que los responsables dentro del sistema de justicia, más temprano que tarde, tendrán que dar cuenta a la justicia por su responsabilidad en delitos graves contra los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad que no prescriben, e incluso pudieran insertarse en la jurisdicción universal que permitiría que un juez de cualquiera de los Estados que conforman la ONU convoque para su castigo a quienes vayan determinándose con nombre y apellido como sujetos de delitos y crímenes de tal dimensión.

Scroll Up