SOBRE LAS NEGOCIACIONES POLÍTICAS PROMOVIDAS POR EL REINO DE NORUEGA

CONSIDERANDO:

1.- Que el acto de usurpación de Nicolás Maduro en el cargo de Presidente de la República, aunada a la acción de otras autoridades igualmente usurpadas en otros poderes del Estado y al poder de la fuerza militar, policial y paramilitar, que sustentan este írrito gobierno, mantienen a la Nación venzolana en una situación de secuestro, incertidumbre e imprevisibilidad jurídica;

2.- Que ante el acto de usurpación de la Presidencia, en aplicación del artículo 233 de la Constitución, la Asamblea Nacional designó a su Presidente como encargado de la presidencia de la República hasta tanto sea posible la realización de elecciones libres y con las garantías que el texto fundamental y el Estado democrático exigen;

3.- Que ante el acto de usurpación, la Asamblea Nacional aprobó el pasado 5 de febrero el Estatuto que rige la Transición a la Democracia, cuyo artículo 2, estableció la materialización de tal proceso en tres fases progresivas que deben ser cumplidas en el orden establecido: liberación del régimen autocrático que oprime a Venezuela; conformación de un Gobierno provisional de unidad nacional; y celebración de elecciones libres, lo cual da certeza jurídica al proceso de restablecimiento del orden constitucional infringido;

4.- Que el Estatuto para la Transición a la Democrácia tiene entre sus objetivos, reincertar al Estado venezolano en los organismos internacionales de protección de derechos humanos, de allí  que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos anunciara visita a Venezuela, ante la invitación del presidente (E) Juan Guaidó;

5.- Que a instancia del Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega, con el respaldo de la Unión Europea y el Grupo de Lima, se ha iniciado un proceso de negociación con miras al cese de la usurpación, y, la celebración de una elección libre y justa para elegir a un nuevo Presidente de la República que culmine el actual período constitucional;

6.- Que voceros del gobierno de facto que encarna Nicolás Maduro han venido señalando que la única elección planteada es la de la Asamblea Nacional.

 

ACUERDA:

1.- Recordar a quienes ejercen de facto el poder ejecutivo y otros cargos públicos de forma ilegítima, que su autoridad es usurpada e ineficaz, y, por consiguiente, sus actos son nulos, de conformidad con lo previsto en el artículo 138 de la Constitución y que, por tanto, la negociación en la que participan no implica reconocimiento, ni convalidación alguna de la autoridad que se arrogan, sino que es consecuencia de su condición de perpetradores de un acto de secuestro del poder apoyado en la fuerza;

2.- Recordar, a Nicolás Maduro y sus cómplices, que de conformidad con lo establecido en el artículo 2 del Estatuto que rige la Transición a la Democracia, para el restablecimiento del orden constitucional que es innegociable la primera fase progresiva a ser cumplida como es el cese de la usurpación; y que sólo, una vez haya cesado dicha fase, se haya conformado el Gobierno Provisional de Unidad Nacional, y se haya relegitimado a las ramas del Poder Público, se podrá convocar a una elección presidencial libre y justa;

3.- Recordar a quienes usurpan el poder, que más allá de su ilegitimidad de origen, su incursión en sistemáticas violaciones al derecho internacional de los Derechos Humanos y al derecho internacional humanitario, tal como lo ha registrado el reciente Informe por quien ejerce el cargo de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (“Informe Bachelet”), y su responsabilidad personal no sólo por la emergencia humanitaria compleja que afecta a Venezuela, sino por presuntos crímenes de lesa humanidad que actualmente forman parte del examen preliminar ante la Corte Penal Internacional, lo que impide que puedan aspirar a gestionar desde su situación fáctica de poder, el proceso de transición a la plena democracia;

4.- Compartir la Exhortación de la CXII Asamblea Plenaria Ordinaria de la Conferencia Episcopal de Venezuela de 11 de julio de 2019, en la cual establece que estamos “…ante la realidad de un gobierno ilegítimo y fallido, Venezuela clama a gritos un cambio de rumbo, una vuelta a la Constitución. Ese cambio exige la salida de quien ejerce el poder de forma ilegítima y la elección en el menor tiempo posible de un nuevo presidente de la República. Para que sea realmente libre y responda a la voluntad del pueblo soberano, dicha elección postula algunas condiciones indispensables tales como: un nuevo Consejo Nacional Electoral imparcial, la actualización del registro electoral, el voto de los venezolanos en el exterior y una supervisión de organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea, entre otras; igualmente el cese de la Asamblea Nacional Constituyente.

5.- Alentar al Presidente (E) Juan Guaidó, y a la Asamblea Nacional, a no transigir en el marco del proceso de negociación, respecto del cumplimiento cabal de cada una de las fases progresivas que conforman la hoja de ruta establecida en el  Estatuto que rige la Transición a la Democracia: cese de la usurpación; luego, conformación del Gobierno Provisional de Unidad Nacional; y, finalmente, elecciones libres y justas; las cuales, fueron establecidas con la única finalidad de brindar certeza jurídica al proceso de transición a la democracia.               

 

En Caracas, a los veinticuatro días del mes de julio de dos mil diecinueve.

Coordinación Nacional: Cecilia Sosa Gómez, Blanca Rosa Mármol, Román Duque Corredor, Jorge Rosell Senhen, Alberto Arteaga Sánchez, Rubén Pérez Silva, Pedro Rondón H. y René Molina Galicia. Coordinación Ejecutiva: Perkins Rocha. Magistrados, Académicos, Profesores: Aníbal Rueda, Humberto Romero Muci; María Concepción Mulino, Julio Elías Mayaudón, Ramón Escovar León, Carlos Ayala Corao, Rafael Badell Madrid, Juan Carlos Apitz, Ana María Ruggeri, Luis Beltrán Guerra, Salvador Yanuzzi, Alvaro Badell Madrid, Rodrigo Rivera Morales, Alejandro Canónico, Franklin Hoet, Gustavo Linares Benzo, Nelly del Valle Mata, José Francisco Comte, Marcos Solis Saldivia, Mariana León Mármol, Flor Zambrano, Rafael Chavero Gazdik, Eustoquio Martínez, Carlos Camero, Alejandro González Valenzuela, María Luisa Acuña López, Gustavo Tarre Briceño, María Amparo Grau Togores, Gerardo Fernández, Gonzalo Pérez Salazar, Víctor Rodriguez Cedeño, Milagros Betancourt C., Joaquín Nuñez Landáez, Iván Pérez Rueda, Moisés Troconis Villareal, Henrry Henriquez Machado, Juan Manuel Raffali, Maibí Rondón, Luis Petit, Fernando M. Fernandez, Génesis Dávila. Federación de Colegios de Abogados de Venezuela: Marlene Robles, (Presidente), Norma Delgado Aceituno, Clara Inés Valecillo; Jesús Vergara Peña y José Luis Machado. Presidentes de Colegios de Abogados de Venezuela: Lourdes Vallenilla (Amazonas), Luis Beltrán Calderón Mejías (Anzoátegui), Rosalino Medina (Aragua), Roldan Torres (Apure), Lucia Quintero Ramirez (Barinas), Nelson Riedi (Carabobo), Roberto Andery (Cojedes), Omer Figueredo (Delta Amacuro), Yvett Lugo (Distrito Capital), Wilmer Pereira A. (Falcón), Mary Hurtado de Muguesa (Guárico), José Luis Machado (Lara), Eliseo Moreno† (Mérida), Letty Piedrahita (Miranda), Jesús Ramos (Monagas), Pedro Arévalo (Nueva Esparta), Zoila Calderón (Portuguesa), Orlando Velásquez (Sucre), Henry Flores (Táchira), Mario Torres (Zulia). Bloque Constitucional. Capítulo España. Coordinador Carlos Sarmiento Sosa.

Scroll Up