Bloque Constitucional a la opinión pública nacional e internacional sobre el grave deterioro del Estado de Derecho en Venezuela

El Bloque Constitucional se hace eco del gravísimo resultado del Informe 2019 del Índice Mundial sobre el Estado de Derecho, en el cual aparece Venezuela en el puesto #126 de 126 países analizados. Este pésimo desempeño refleja lo hemos advertido respecto a las disfuncionalidades institucionales del paralelismo constitucional o dualismo estatal, es decir, la coexistencia simultánea de la Constitución y un régimen decretal y sublegal que la niega y contradice, insertando ilegítimamente, un sistema militarista, comunista, antidemocrático e inconstitucional.

El proceso de destrucción del Estado de Derecho, iniciado por Hugo Chávez y ahora conducido por Nicolás Maduro, ha producido una corrupción de niveles incalculables, así como un empobrecimiento de los venezolanos, traducido en muertes por hambre y enfermedades que podían haberse curado o paliado. ¡Eso debe cesar!

Ocupar el rango #126 en el índice significa que Venezuela quedó en el último lugar, siendo antecedido por Zimbabue, Pakistán, Etiopía, Bolivia y Camerún, en ese orden. Como contraste, los países con mejor desempeño son: Dinamarca en primer lugar, seguido de Noruega, Finlandia, Suecia, Países bajos, Alemania, Austria, Nueva Zelanda, Canadá y Estonia. Que Venezuela aparezca en el último puesto de ese índice es un motivo de vergüenza que sacude la conciencia de quien crea en la Justicia como valor fundamental y en la preeminencia de los derechos humanos.

La ONG World Justice Project es una prestigiosa institución que evalúa cada año de forma objetiva la evolución de los indicadores fundamentales del Estado de Derecho y la seguridad jurídica en el mundo. Mide cómo se experimenta y percibe el Estado de Derecho en 126 países y jurisdicciones de todo el mundo según más de 120.000 encuestas de hogares y 3.800 expertos. Con datos primarios, el Índice WJP mide el desempeño de los países a través de ocho factores: restricciones en los poderes del gobierno, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento de la normativa, justicia civil y justicia penal. (Disponible en: https://worldjusticeproject.org/our-work/research-and-data/wjp-rule-law-index-2019)

El Bloque Constitucional, DENUNCIA la aniquilación de las instituciones del Estado venezolano, por lo que, al tiempo que DEPLORAMOS el deterioro de los indicadores básicos del Estado de Derecho, INSISTIMOS en lograr la reinstitucionalización inmediata de sus instituciones hasta alcanzar un nivel óptimo de funcionamiento del imperio de la Ley y, consecuentemente, un lugar de prestigio en el mundo.

Conscientes del proceso de transición que se ha iniciado con la juramentación del Presidente (E) Juan Guaidó y de la promulgación del ESTATUTO QUE RIGE LA TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA PARA RESTABLECER LA VIGENCIA DE LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, los integrantes del Bloque Constitucional, luego de haber evaluado las necesidades imperiosas de realizar una serie de reformas, SOLICITAMOS, primero, a  Asamblea Nacional:

  1. La designación, en el corto plazo, de una Comisión Legislativa Especial para el estudio de las medidas urgentes a ser tomadas para la reinstitucionalización del sistema de justicia, a los fines de que se garantice su independencia en el fortalecimiento del Estado de Derecho.
  2. La creación, en mediano plazo, de una Comisión de Alto Nivel para el Desarrollo y la Reforma Constitucional que adelante los estudios que conduzcan a la elaboración de un proyecto de reforma constitucional en el cual se sienten las bases del fortalecimiento del Estado de Derecho.
    • Los objetivos básicos de esta Comisión pueden ser, entre otros, el de A) dar cumplimiento efectivo y desarrollo constitucional a las leyes que son urgentes y necesarias para el restablecimiento inmediato del Estado de Derecho. Sin ser concluyentes, entre los puntos centrales que atendería esta Comisión deben encontrarse:
  3. Dar cumplimiento efectivo a las leyes imprescindibles para el restablecimiento inmediato del Estado de Derecho, permitiendo así:
    1. La designación de nuevos rectores y la reforma integral del Consejo Nacional Electoral haciéndolo independiente e imparcial;
    1. La despartidización de las Fuerzas Armadas;
    1. La desmilitarización de todas las instituciones civiles;
    1. El desmantelamiento de organizaciones paramilitares y parapoliciales;
    1. La profesionalización de la carrera judicial y del Ministerio Público;
    1. La profesionalización de las policías;
    1. La erradicación de la corrupción;
    1. La declaratoria de una emergencia ambiental en la zona del Arco Minero y aplicación rigurosa de la normativa penal ambiental para la preservación del ambiente, en concordancia con los delitos propios del crimen organizado, de contrabando y de corrupción, por causar el notorio desastre ecológico que se está produciendo.
  4. Proponer las enmiendas y reformas constitucionales en aquellos temas que han sido perjudiciales o desviados por el régimen instaurado por Hugo Chávez y Nicolás Maduro, tales como:
  5. La eliminación de la reelección indefinida.
  6. La segunda vuelta para la elección del Presidente de la República, los gobernadores de los estados y los alcaldes.
  7. El financiamiento de las campañas electorales y rendición de cuentas.
  8. La consolidación del Federalismo  y la descentralización.
  1. La creación de una Comisión Especial de alto nivel con la asesoría de expertos para la implantación de la Justicia Transicional con el propósito de decidir los casos y situaciones derivadas de las causas que originaron la crisis del Estado de Derecho en Venezuela. Se debe ser explícitamente severos en los delitos que atentaron contra la soberanía nacional al permitir que grupos irregulares nacionales y extranjeros, paramilitares, parapoliciales y los pertenecientes a potencias extranjeras, hayan dirigido o tomado parte en funciones básicas de la administración del Estado, afectando la integridad territorial y desvirtuando el Estado de Derecho.
  1. Y, a las Academias Nacionales, Universidades, ONG y Colegios de Abogados abocarse a contribuir con la Asamblea Nacional en este esfuerzo, de suyo titánico, pero necesario e impostergable.

Los integrantes del Bloque Constitucional, conscientes de la grave situación que vive el país, hacemos un llamado a la sociedad civil para que dé todo su apoyo a las instituciones legítimas y sus voceros, a los fines de que la transición que vive Venezuela se haga de la mejor forma y sin precipitaciones, y pedimos a la comunidad internacional que siga contribuyendo con este esfuerzo para que  en Venezuela pueda restituir el Estado de Derecho, base de la República y de la democracia, así como garante esencial de los derechos humanos. Caracas, 20 de Marzo de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up