JURISDICCIÓN CIVIL, MERCANTIL, TRÁNSITO, BANCARIA

EN MATERIA CIVIL ( arts. 28, 29, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46 y 47 Código de Procedimiento Civil)

 La reglas a tomar en consideración en materia civil, son las siguientes:

  • La competencia por la materia se determina por la naturaleza de la cuestión que se discute, y por las disposiciones legales que la regulan.
  • La competencia por el valor de la demanda se rige por las disposiciones del Código de Procedimiento Civil, y por la Ley Orgánica del Poder Judicial.
  • Las demandas relativas a derechos personales y las relativas a derechos reales sobre bienes muebles se propondrán ante la autoridad judicial del lugar donde el demandado tenga su domicilio, o en defecto de éste su residencia. Si el demandado no tuviere ni domicilio ni residencia conocidos, la demanda se propondrá en cualquier lugar donde él se encuentre.
  • Las demandas a que se refiere el punto anterior se pueden proponer también ante la autoridad judicial del lugar donde se haya contraído o deba ejecutarse la obligación, o donde se encuentre la cosa mueble objeto de la demanda, con tal de que en el primero y en el último caso, el demandado se encuentre en el mismo lugar.
  • Las demandas relativas a derechos reales sobre bienes inmuebles se propondrán ante la autoridad judicial del lugar donde esté situado el inmueble, la del domicilio del demandado, o la del lugar donde se haya celebrado el contrato, caso de hallarse allí el demandado, todo a elección del demandante. Cuando el inmueble esté situado en el territorio correspondiente a dos o más jurisdicciones, la demanda se podrá proponer ante la autoridad judicial de cualquiera de ellas, a elección del demandante.
  • Son competentes los Tribunales del lugar de la apertura de la sucesión para conocer:

De las demandas sobre partición y división de la herencia y de cualquier otra entre coherederos, hasta la división.

De las demandas sobre rescisión de la partición ya hecha, y sobre saneamiento de las cuotas asignadas, con tal de que se propongan dentro de un bienio, a contar de la partición.

De las demandas contra los albaceas, con tal de que se intenten antes de la división, y si ésta no es necesaria, dentro de un bienio, a contar de la apertura de la sucesión.

De las demandas de los legatarios y los acreedores de la herencia, si se proponen en los términos indicados en los números precedentes. Cuando la sucesión se haya abierto fuera de la República, todas estas demandas podrán proponerse en el lugar donde se encuentre la mayor parte de los bienes existentes dentro del territorio nacional, salvo disposiciones especiales. La competencia que establece este artículo no excluye la del domicilio, pero siendo más de uno los demandados, deberán todos tener un mismo domicilio para que pueda proponerse la demanda ante el Tribunal a que ese domicilio corresponda.

  • La demanda entre socios se propondrá ante la autoridad judicial del lugar donde se halle el domicilio de la sociedad. Se propondrán ante la misma autoridad judicial las demandas entre socios, aún después de disuelta y liquidada la sociedad, por la división y por la obligaciones que deriven de ésta, con tal de que se propongan dentro de un bienio, a partir de la división. Esto sin perjuicio de que pueda intentarse la demanda ante el Tribunal del domicilio en los términos que expresa el aparte último del artículo 43 del C.P.C.
  • La demanda de rendición de cuentas de una tutela o de una administración se propondrá ante la autoridad judicial del lugar donde se hayan conferido o ejercido la tutela o la administración o ante el Tribunal del domicilio a elección del demandante. Esto sin perjuicio de lo establecido en el último aparte del artículo 43 del C.P.C.
  • Cuando el obligado haya renunciado su domicilio podrá demandársele en el lugar donde se le encuentre.
  • La competencia por el territorio puede derogarse por convenio de las partes, caso en el cual la demanda podrá proponerse ante la autoridad judicial del lugar que se haya elegido como domicilio. La derogación no podrá efectuarse cuando se trate de causas en las que debe intervenir el Ministerio Público, ni en cualquier otro en que la ley expresamente lo determine.

EN MATERIA MERCANTIL (Código de Comercio)

La jurisdicción comercial es plena en los asuntos que la ley somete a su competencia,  es una jurisdicción especial taxativamente establecida, cuyos supuestos de hecho son  los que específicamente regula la ley,  con las excepciones del caso y las que las leyes especiales establezcan, a saber:

Por el territorio: 

  • El juez del domicilio del demandado  
  • El del lugar donde se celebró el contrato y se entregó la mercancía
  • El del lugar donde debe hacerse el pago

Excepciones, cuando se trata de acciones personales y acciones reales sobre bienes, originadas de actos ejecutados por cuenta de una sociedad nacional o extranjera, por su gerente o representante fuera del sitio social, pueden ser propuestas por terceros ante la autoridad judicial donde ejerza el comercio o resida el gerente o representante. 

Las acciones que resulten del contrato de transporte pueden ser propuestas ante la autoridad judicial del lugar en que reside un representante del porteador, y si se trata de caminos de hierro (ferrocarril), ante la autoridad judicial en que se encuentre la estación de salida o de llegada (Art. 1.095 C.Com).

Por la Cuantía

El Artículo 1.093 del Código de Comercio, consagra que se deben observar las disposiciones del Código de Procedimiento Civil para determinar el Tribunal competente en consideración a la cuantía del interés de la acción y para fijar la cuantía.

TRIBUNALES DE MUNICIPIOS (Ley Orgánica del Poder Judicial)

Los juzgados de municipio serán ordinarios y especializados en ejecución de medidas.

Los juzgados ordinarios tienen competencia para :

  1. Conocer en primera instancia de las causas civiles y mercantiles cuyo interés, calculado según las disposiciones del Código de Procedimiento Civil, no exceda de cinco millones de bolívares.
  2. Ejercer las atribuciones que les confiere la Ley de Registro Público.
  3. Conocer en primera instancia de los juicios de quiebra de menor cuantía.
  4. Conocer de los juicios de deslinde, de acuerdo con el Código de Procedimiento Civil.
  5. Recibir manifestaciones de esponsales y presenciar la celebración de matrimonios.
  6. Proveer lo conducente en los interdictos prohibitivos, de acuerdo con el Código de Procedimiento Civil.
  7. Las demás que les señalen las leyes

Los juzgados especializados en ejecución de medidas tienen competencia para cumplir las comisiones que le sean dadas por los tribunales de la República, de acuerdo con la ley.

Conocerán en primera instancia de los asuntos contenciosos cuya cuantía no exceda de Quince Mil Unidades Tributarias (15.000 U.T.).

TRIBUNALES DE PRIMERA INSTANCIA (Ley Orgánica del Poder Judicial)

Son competentes para:

  1. Conocer en la primera instancia de todas las causas civiles que les atribuya el Código de Procedimiento Civil.
  2. Conocer en segunda y última instancia de las causas e incidencias civiles decididas en primera instancia por los juzgados de Municipio, así como también de los recursos de hecho.
  3. Conocer de las causas mercantiles que les atribuya el Código de Comercio.
  4. Transmitir a los juzgados superiores las quejas que reciba contra los funcionarios inferiores por omisión, retardo o denegación de justicia o por falta de cumplimiento de sus deberes, cuando actúen en materia mercantil, a fin de que se siga el procedimiento legal y haga efectivas las responsabilidades del caso.

Conocerán en primera instancia de los asuntos contenciosos cuya cuantía exceda de Quince Mil  Un Unidades Tributarias (15.001 U.T.).

JUZGADOS SUPERIORES (Ley Orgánica del Poder Judicial)

Les corresponden:

  1. Conocer en apelación de las causas e incidencias decididas por los tribunales de primera instancia a fin a esta jurisdicción, así como también en los casos de consulta ordenados por la ley y de los recursos de hecho.
  2. Ejercer las funciones que en materia civil, mercantil les confieran las leyes nacionales.

SALA DE CASACIÓN CIVIL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA (Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia)

Le corresponde a la Sala de Casación Civil conocer del recurso de casación en los juicios civiles, mercantiles y marítimos.

Scroll Up