Corte IDH dio entrada a observaciones del Bloque Constitucional respecto a solicitud consultiva del Estado colombiano sobre la reelección presidencial indefinida

La Secretaría de la Corte Interamericana de Derechos Humanos notificó al Bloque Constitucional de Venezuela la recepción de su escrito de observaciones a la solicitud de opinión consultiva del Estado colombiano sobre la reelección presidencial indefinida en el contexto del sistema interamericano de DDHH.

El documento, introducido por Cecilia Sosa Gómez, Román José Duque Corredor y Alejandro González Valenzuela, el 22 de marzo de 2020, responde a la invitación pública realizada por la Corte IDH para dilucidar el tema planteado por Colombia en octubre de 2019 cuando preguntó al referido organismo judicial interamericano si la aspiración de un presidente de la República a ser reelegido de manera indefinida constituye o no un derecho humano protegido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros instrumentos supranacionales.

La Presidenta de la Corte IDH fijó el 18 de mayo de 2020 como plazo límite para la presentación de las observaciones escritas, por lo tanto el Bloque Constitucional consideró conveniente aportar su opinión sobre este tema, dado que en Venezuela este debate ya se planteó en el año 2007 con ocasión de la propuesta de reforma constitucional que hizo el oficialismo, la cual fue mayoritariamente rechazada por los venezolanos; y luego en el año 2009 en el marco de la fraudulenta propuesta de enmienda constitucional del artículo 230 de la Constitución de Venezuela se impuso la reelección presidencial indefinida.

Las observaciones aportadas se basaron en la naturaleza jurídica y política de la institución de la reelección indefinida, en la naturaleza y alcance de la delimitación constitucional, y en la limitación, restricción y configuración legal de esta categoría jurídico-política. Asimismo, en el alcance y las implicaciones de las modificaciones que introduzcan los Estados en sus ordenamientos internos para institucionalizar la reelección indefinida, en vista de que Colombia, en su solicitud de opinión consultiva, mostró interés en conocer cuáles son las consecuencias jurídicas de tal mecanismo.

“Preocupa el debilitamiento de muchas democracias y la mutación de estas a ‘dictocracias’ y después dictaduras… La solicitud de Colombia es en defensa de la democracia continental”, justificó en su momento el presidente Iván Duque, jefe del Estado colombiano.

El escrito de Colombia consta de dos preguntas a la Corte IDH y la petición de interpretación de diversos instrumentos jurídicos regionales como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la Convención Americana o Pacto de San José, la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana para definir si las medidas legislativas que adopta un gobierno con el fin de perpetuarse en el poder son compatibles con dichos instrumentos internacionales.

En su contribución, el BC fundamenta y aclara las razones por las cuales no existe un derecho humano a la reelección presidencial indefinida, ni siquiera como modalidad del derecho político a ser elegido (derecho al sufragio activo), pues de existir habría que aceptar su carácter universal.

Precisa el BC que de reconocerse un supuesto derecho a postularse indefinidamente a la Presidencia de la República se estaría instituyendo una manifiesta desigualdad respecto a los demás aspirantes, por cuanto los electores sólo podrían valorarlos por sus promesas electorales y su currículo político, mientras que en el caso del aspirante a la reelección indefinida podrá ponderar su obra de gobierno (buena o mala), lo que conlleva a una desigualdad ante la ley en materia de sufragio.

En las conclusiones del escrito, Sosa, Duque y González Valenzuela advierten que “el ejercicio del gobierno sin límites temporales tiende a institucionalizar un régimen personalista, autocrático, asociado a la consolidación de un liderazgo carismático que irá adquiriendo preeminencia en detrimento del principio de separación de poderes, y delineará solapadamente un nuevo sistema político incompatible con la democracia representativa”.

En su respuesta, la Secretaría de la Corte IDH informa al Bloque Constitucional de Venezuela que ha tomado nota de sus observaciones.

 

 PDF del escrito del Bloque Constitucional

Escrito BC Corte IDH
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up