15 septiembre, 2020

El Bloque Constitucional de Venezuela, ante la espuria convocatoria a elecciones parlamentarias a la opinión pública nacional e internacional

Caracas, 15 de septiembre de 2.020

 

El Bloque Constitucional de Venezuela, en su propósito de coadyuvar al rescate del orden constitucional y democrático, fija posición ante la ilegítima convocatoria a elecciones parlamentarias a celebrarse en diciembre de este año.

 

Considerando:

1.- Que la irregularmente constituida Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, mediante los ilegítimos fallos Nros 68 (5 junio) y 70 (12 de junio), “declaró” de manera inconstitucional una supuesta omisión legislativa de la Asamblea Nacional; “reiteró”, de manera fraudulenta, la declaratoria de un supuesto desacato de la Asamblea Nacional, categoría sancionatoria que no existe en el ordenamiento jurídico venezolano respecto de instituciones; “desaplicó” inconstitucionalmente las normas contenidas en la Ley de Procesos Electorales; “delegó” fraudulentamente en el CNE la potestad de legislar y reformar la precitada ley; y; “designó” de manera irregular a los actuales miembros del CNE.

2.- Que las precitadas pseudo sentencias, además, de los manifiestos vicios (de forma y sustantivos) señalados en nuestro Comunicado de fecha 12 de junio del corriente año, configuran un ostensible fraude procesal, mutan fraudulentamente dispositivos 2 constitucionales (principios y reglas contenidos en los artículos 63, 186, 293, 296 y 334), y su efecto procesal no es otro que el de cosa juzgada fraudulenta.

3.- Que la irregularmente constituida Sala Constitucional, mediante las ilegítimas sentencias Nros 71, 72 y 77, secuestró a partidos políticos de oposición, despojándolos de los símbolos, sedes e identidad partidista, desplazando a sus autoridades legítimas; designando juntas directivas ad-hoc (revirtiendo una de estas medidas); todo ello, con el propósito de hacerlos participar falsamente en el fraudulento proceso electoral, convocado para el 6 de diciembre de 2.020. Lo propio hizo con organizaciones políticas afectas al “proyecto político revolucionario”, evidenciando ello que los detentadores del poder gobiernan la nación, con límites jurídicos indefinidos sobre su autoridad, lo que genera gran vulnerabilidad e imprevisibilidad para disidentes, e, incluso, adherentes. Y que tales sentencias, igualmente, configuran un ostensible fraude procesal, mutación fraudulenta de dispositivos constitucionales (principios y reglas contenidos en los artículos 63, 186, 293, 296 y 334), y su efecto procesal no es otro que el de cosa juzgada fraudulenta.

4.- Que el pasado 1º de julio de 2.020, el ilegítimo CNE convocó a una farsa electoral parlamentaria para el próximo 6 de diciembre de 2.020. Proceso que debido a su carácter inequívocamente fraudulento, ha sido desconocido por importantes sectores democráticos, y por las principales democracias que desconocen al régimen ilegítimo de Maduro; en razón de lo cual, tanto el proceso electoral como el acto electoral, al violar la Constitución, estar viciados en todas sus fases, y ser incompatibles con estándares internacionales sobre integridad electoral, son irremediablemente nulos, ineficaces e inexistentes, esto es, ni siquiera están dotados de presunción de legitimidad.

5.- Que el ilegítimo CNE, en el contexto de las inconstitucionalidades propiciadas por la irregularmente constituida Sala Constitucional, procedió a dictar dos espurios Reglamentos: (i) Normas Especiales para las Elecciones Parlamentarias período 2021-2026, que 3 establece un nuevo sistema electoral en el que se modifica el número de diputados que deberá integrar la Asamblea Nacional (de los 167 actuales a 277); manipulando, para ello, la forma de elección (porcentajes de votación proporcional y de votación nominal); materias que sólo pueden estar reguladas en una ley (reserva legal) sancionada por la Asamblea Nacional; (ii) Reglamento especial para regular la elección de la representación indígena en la Asamblea Nacional (luego modificado), que vulnera el principio fundamental de la democracia representativa, la elección de representantes mediante votación universal, directa y secreta.

6.- Que los sectores democráticos mayoritarios no han podido ponerse de acuerdo en torno a una estrategia común, de cara a la espuria convocatoria a elecciones parlamentarias, y sobre la hoja de ruta para restaurar la democracia; y que un grupo de organizaciones políticas y dirigentes políticos que integran la denominada mesa de negociación y dialogo, han manifestando su disposición a participar en la ilegítima elección.

 

El Bloque Constitucional, teniendo como uno de sus objetivos fundamentales la defensa del orden constitucional y de la institucionalidad democrática, ACUERDA:

 

PRIMERO: Exhortar a los sectores democráticos (su liderazgo y sociedad civil) a renovar los esfuerzos para concertar una estrategia común y una hoja de ruta consensuada, para el restablecimiento del orden constitucional y democrático. Este llamado tiene un significado especial, hoy 15 de septiembre, día internacional de la Democracia, decretado por la Resolución Nº. 62/2007 de la Asamblea General ONU, y tras los 19 años de vigencia de la Carta Democrática Interamericana, que se cumplieron el pasado 11 de septiembre.

SEGUNDO: Denunciar que las espurias sentencias de la irregularmente constituida Sala Constitucional, y los ilegítimos actos administrativos del anómalamente constituido CNE, amén de su nulidad, ineficacia e inexistencia, son, en realidad, vías de hecho que 4 configuran un fraude constitucional continuado con el que se pretende celebrar un proceso electoral, que bajo ninguna circunstancia cumplirá con estándares internacionales de integridad electoral, para una elección libre, justa y competitiva.

TERCERO: Señalar que en razón del principio de necessitas (necesidad política), fundamento del artículo 333 constitucional y del Estatuto que Rige la Transición a la Democracia, hasta tanto no se realice una elección parlamentaria libre, justa, y competitiva, basada en el principio de integridad electoral, la voluntad soberana depositada en los diputados incumbentes debe ser respetada, para evitar una disrupción constitucional parlamentaria.

CUARTO: Señalar que en el marco de una emergencia humanitaria compleja que afecta a los sectores mayoritarios y más vulnerables, en el que el clientelismo ha mutado a daño antropológico de estos sectores, y en el que la pandemia del COVID 19, va alcanzando sus cotas más altas en Venezuela, resulta claramente inmoral y contrario a la dignidad humana, celebrar tal elección, sin que se hayan tomado mínimas medidas en protección de la sociedad ante tales flagelos.

 

Coordinación Nacional: Cecilia Sosa Gómez, Román Duque Corredor, Alberto Arteaga Sánchez, Jorge Rosell Senhen, Rubén Pérez Silva, Pedro Rondón H., y René Molina Galicia. Coordinación Ejecutiva: Perkins Rocha. Magistrados, Académicos, Profesores: Aníbal Rueda, Humberto Romero Muci; María Concepción Mulino, Julio Elías Mayaudón, Ramón Escovar León, Carlos Ayala Corao, Rafael Badell Madrid, Juan Carlos Apitz, Ana María Ruggeri, Luis Beltrán Guerra, Salvador Yanuzzi, Alvaro Badell Madrid, Rodrigo Rivera Morales, Alejandro Canónico, Franklin Hoet, Fernando Peláez Pier, Gustavo Linares Benzo, Nelly del Valle Mata, José Francisco Comte, Marcos Solís Saldivia, Mariana León Mármol, Flor Zambrano, Rafael Chavero Gazdik, Eustoquio Martínez, Carlos Camero, Alejandro González Valenzuela, María Luisa Acuña López, Gustavo Tarre Briceño, María Amparo Grau Togores, Gerardo Fernández, Gonzalo Pérez Salazar, Víctor Rodríguez Cedeño, Milagros Betancourt C., Joaquín Núñez Landáez, Iván Pérez Rueda, Moisés Troconis Villareal, Henry Henríquez Machado, Juan Manuel Raffali, Maibí Rondón, Luis Petit, Fernando M. Fernández, Génesis Dávila y Noemí Del Valle Andrade. 5 Federación de Colegios de Abogados de Venezuela: Marlene Robles, (Presidente), Norma Delgado Aceituno, Clara Inés Valecillo; Jesús Vergara Peña y José Luis Machado. Presidentes de Colegios de Abogados de Venezuela: Lourdes Vallenilla (Amazonas), Luis Beltrán Calderón Mejías (Anzoátegui), Rosalino Medina (Aragua), Roldan Torres (Apure), Lucia Quintero Ramírez (Barinas), Nelson Riedi (Carabobo), Roberto Andery (Cojedes), Omer Figueredo (Delta Amacuro), Yvett Lugo (Distrito Capital), Wilmer Pereira A. (Falcón), Mary Hurtado de Muguesa (Guárico), José Luis Machado (Lara), Vanessa Contreras (Mérida, Delegación Tovar), Letty Piedrahita (Miranda), Jesús Ramos (Monagas), Pedro Arévalo (Nueva Esparta), Zoila Calderón (Portuguesa), Orlando Velásquez (Sucre), Henry Flores (Táchira), Mario Torres (Zulia). Bloque Constitucional. Capítulo España. Coordinador Carlos Sarmiento Sosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up