5 octubre, 2020

En Venezuela las protestas se enfrentan a la represión despiadada del régimen

Los ciudadanos de nuestro país hastiados de las constantes fallas en todos los servicios básicos: agua, electricidad, gas y, ahora más constantemente gasolina, han salido a las calles para protestar y hacerse sentir en sus justos reclamos. En algunas poblaciones de muchos estados del país la falta de estos servicios se ha convertido en una constante, al punto de que la excepción es cuando son suministrados.

Para el 28 de septiembre de 2020 estas protestas y manifestaciones llegaron a casi 100 y muchas de ellas se han efectuado de noche, como ocurrió en el estado Nueva Esparta. Frente a ello, los cuerpos de seguridad del Estado han respondido con gases lacrimógenos y perdigones y, por si fuera poco, detenciones de más de 30 personas. El régimen insiste en embestir a la población ordenando a sus órganos represores hacerlo hasta dentro de las casas.

La Constitución consagra en el artículo 68 el derecho de los ciudadanos a manifestar pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley y prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de estas manifestaciones. De tal manera que los órganos de seguridad del Estado al enfrentar las protestas de la manera como lo hacen están violentando un derecho ciudadano. Parecieran reiterativas este tipo de reflexiones; sin embargo mientras persistan las razones para protestar, y todo indica que cada vez aumentan, los venezolanos lo seguirán en la calle, aún a costa de su libertad e integridad personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up