Sobre el caso del diputado Juan Requesens.

EL BLOQUE CONSTITUCIONAL A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL ANTE LA DETENCIÓN ARBITRARIA, VIOLACIÓN DE INMUNIDAD PARLAMENTARIA, Y TORTURAS EN PERJUICIO DEL DIPUTADO JUAN REQUESENS

El pasado 7 de agosto, los venezolanos y la comunidad internacional, con estupor e incredulidad, nos enterábamos, a través de las redes sociales, de la detención arbitraria del Diputado Juan Requesens, en violación de su inmunidad parlamentaria; posteriormente, el pasado 10 de agosto, con mayor estupor y consternación, pudimos ver dos videos, filtrados por la dictadura con fines inconfesables, en los que el diputado Requesens, bajo evidentes signos de tortura (psicológica), era sometido a tratos inhumanos, crueles y degradantes.

Ante tales hechos, el Bloque Constitucional se ve en la obligación de expresar:

1.- En relación a su detención arbitraria.

i- El diputado Requesens, ha sido objeto de una detención arbitraria, a partir de testimonios de dudosa legitimidad, que podrían formar parte de una operación política del régimen madurista para silenciar a diputados opositores molestos, por su valentía y espíritu confrontacional.

ii.- No existe la tal “flagrancia”, alegada por sus captores, por cuanto, los hechos quemaliciosamente se le imputan, habían ocurrido 72 horas antes de su detenciónarbitraria. Asimismo, al diputado Requesens no se le señala como autor material, sino,como supuesto participante en hechos conexos con un supuesto atentado a NM, locual, sólo podría ser establecido en el marco de una investigación imparcial.

iii.- En todo caso, la supuesta flagrancia señalada, autorizaba, únicamente, a poner aldiputado Requesens bajo custodia en su residencia, lo que debía ser comunicadoinmediatamente al Tribunal Supremo de Justicia, de conformidad con lo previsto en elartículo 200 de la Constitución de 1.999.

iv.- En relación a la detención arbitraria del diputado Requesens, la única flagranciademostrable, es la de sus captores, quienes se hayan incursos en el supuesto previsto,en el último aparte del artículo 200 de la Constitución, que establece: “Los funcionariospúblicos o funcionarias públicas que violen la inmunidad de los y las integrantes de laAsamblea Nacional,incurrirán en responsabilidad penal y serán castigados o castigadas de conformidadcon la ley.”

2.- En relación la violación de su inmunidad parlamentaria.

i.- La inmunidad parlamentaria es una prerrogativa, en virtud de la cual, un miembro delParlamento no puede ser detenido (salvo, flagrante delito) ni procesado, sin previoantejuicio de mérito y autorización del cuerpo legislativo al que pertenece. Lainmunidad parlamentaria es una institución fundamental del constitucionalismo, quetiene por finalidad proteger al Parlamento (más allá de los diputados), ante accionesjudiciales de naturaleza política, temerarias o infundadas, especialmente del PoderEjecutivo.

ii.- De conformidad con lo previsto en el artículo 266.2 de la Constitución de 1.999, delos presuntos delitos que cometan los integrantes de la Asamblea Nacional, conoceráen forma privativa el Tribunal Supremo de Justicia, única autoridad que podrá ordenar,previa autorización de la Asamblea Nacional, su detención y continuar suenjuiciamiento.

iii.- De conformidad con lo previsto en el artículo 200 de la Constitución de 1.999: “Losdiputados a la Asamblea Nacional gozan de inmunidad en el ejercicio de sus funcionesdesde su proclamación hasta la conclusión de su mandato o de la renuncia del mismo.En caso de delito flagrante cometido por un parlamentario o parlamentaria, la autoridadcompetente lo o la pondrá bajo custodia en su residencia y comunicará inmediatamenteel hecho al Tribunal Supremo de Justicia.”

iv.- Es fundamental que todos los funcionarios judiciales, militares y policiales, tenganpresente que la espuria “anc” no tiene autoridad para allanar inmunidadesparlamentarias, en tal sentido, las violaciones a las inmunidades de los diputadosBorges y Requesens, constituyen un delito flagrante por el que sus autores deberánresponder.

3.- En relación a la tortura, tratos crueles y degradantes.

i.- El pasado 10 de agosto, el régimen que encarna Nicolás Maduro, filtró dos videos enlos que se exhibe al diputado Requesens, bajo evidentes signos de perturbación. En elprimero, refiriendo hechos supuestamente autoinculpatorios, en violación de lodispuesto en el artículo 49.5 de la Constitución (debido proceso), que, además,supuestamente, inculparían al diputado Julio Borges.

ii.- El segundo video exhibe al diputado Requesens, víctima de tortura (al menospsicológica), tratos crueles, y degradantes. Al efecto, el Bloque Constitucional deberecordar a sus captores, lo dispuesto en el artículo 46.4, de la Constitución de 1.999:“Todo funcionario público o funcionaria pública que, en razón de su cargo, infieramaltratos o sufrimientos físicos o mentales a cualquier persona o que instigue o tolereeste tipo de tratos, será sancionado o sancionada de acuerdo con la Ley”; asimismo, que la responsabilidad por tortura está expresamente prevista en el Estatuto de Roma(artículo 7), no prescribe, no está sujeta exención por órdenes superiores.

iii.- De otra parte, es importante señalar al Sr. Jorge Rodríguez, que la informaciónvertida por filtrada acerca de las declaraciones de Recasens: las diligencias yelementos probatorios obtenidas durante la fase preparatoria, deben ser reservadas ysólo suministradas al imputado y su defensa.

En virtud de los antecedentes expresados, exhortamos a la comunidad internacional,especialmente a su institucionalidad en materia de DDHH, a seguir de cerca lasituación de los diputados Borges y Requesens, a individualizar a los responsables delas aberraciones que hemos podido enterarnos por las redes sociales, a los fines de preparar las acciones judiciales que inexorablemente seguirán a tan abominables hechos.

Scroll Up